Ginecomastia es el agrandamiento patológico de una o ambas glándulas mamarias en el hombre. En la ginecomastia puberal es conveniente esperar y si no se resuelve espontáneamente hay que extirparla quirúrgicamente.

La intervención se realiza mediante una incisión en la aureola siguiendo la curva natural en forma de círculo desde donde el extrayendo la glándula mamaria que es la que provoca el exceso de volumen mamario. En algunos casos se podría solucionar con una liposucción succionando el exceso de grasa a través de una cánula.
La intervención tiene un tiempo medio de entre una y dos horas por mama, la hospitalización depende de la gravedad de la operación siendo muchas veces necesaria, y la anestesia suele ser general.