Hilos Tensores

Gracias a ellos, se pueden elevar los tejidos relajados del tercio inferior del rostro. Este tratamiento es perfecto para corregir las mejillas, el surco nasal, el cuello y el ceño, con unos resultados inmediatos muy satisfactorios.

Los hilos tensores ofrecen una alternativa al lifting convencional.

Consiguen elevar los tejidos relajados para que dispongas de un aspecto mucho más joven y saludable.

La técnica consiste en la colocación de unos hilos reabsorbibles (PDO) especialmente manipulados, en el tejido subcutáneo de las zonas a tratar. Esta técnica induce una reacción fibrótica fruto de la cual se activan procesos de colagenogénesis y angiogénesis.
Este tratamiento con hilos tensores re absorbibles de polidioxanona está indicado para aquellas personas que quieran eliminar la flacidez y no quiera someterse a un lifting. Es perfecto para corregir las mejillas, el surco nasal, el cuello y el ceño, con unos resultados muy satisfactorios.

Se trata de una técnica novedosa por ser mínimamente invasiva, por su sencillez y por sus exitosos resultados. Además, los hilos respetan la fisonomía de la cara consiguiendo así un rejuvenecimiento natural. Esta técnica consiste en re densificar la estructura dérmica y es muy similar a una técnica de relleno en malla.

Al incrementar la producción de elastina y colágeno y mejorar la microcirculación sanguínea, en combinación con el efecto tensor del hilo conseguimos el efecto lifting deseado.

Los hilos insertados se reabsorben en 6 meses. No producen rechazo pudiendose aplicar en diversas zonas.

Ventajas de los hilos re absorbibles de Polidioxanona (PDO)

• Efecto lifting biológico por reacción fobroblástica.

• Técnica sencilla, económica y rápida.

• El paciente se incorpora de inmediato a sus actividades.

• Los hilos se reabsorben a los 6 meses y su efecto dura entre 12 a 18 meses.

• Los resultados se observan al mes del tratamiento, consolidándose a los 3 meses.