Intralipoterapia

La grasa y la flacidez en determinadas zonas, esas que ni con dieta, ni gimnasio logramos reducir y permanecen inalterables se puede remodelar y recuperar con la Intralipoterapia. Consiste en la aplicación inyectada de una sustancia llamada Aqualix que penetra en el centro de la célula en forma directa, con una aguja fina que permite depositar dicha sustancia en el lugar exacto a tratar.

El Aqualix es una sustancia acuosa,gelatinosa, biocompatible, ya que se trata de un ácido que se encuentra presente en el cuerpo humano y e totalmente reabsorbible. Es similar al ácido desoxicólico que tenemos en la vesícula biliar para digerir las grasas.

Tras la infiltración del producto en el tejido adiposo, se produce la emulsión de la grasa, lo que origina la destrucción del adiposito y este se eliminara de manera natural por el organismo.

Después de la sesión de intralipoterapia se recomienda realizar drenajes linfáticos manuales y sesiones de presoterapia para potenciar y optimizar los resultados. Su aplicación es ambulatoria y no necesita anestesia.

Se recomienda la utilización de prendas de compresión en la zona tratada durante los primeros días y seguir unas pautas nutricionales para ayudar a eliminar toxinas. Cada sesión se realiza con un intervalo de 20 días.