La medicina estética, cuyo fin principal es la mejora de la apariencia física, aunque empleando prácticas de pequeño intervencionismo, en las que se emplea anestesia tópica o local y en régimen ambulatorio.