Mesoterapia

La mesoterapia es una técnica que consiste en tratar las zonas afectadas con micro inyecciones de medicamentos de medicina tradicional, homeopática,vitaminas, minerales o aminoácidos.

La mesoterapia es una muy buena solución para combatir la celulitis. En la celulitis se presentan principalmente tres problemáticas:

1) Problemas circulatorios, que se manifiestan como congestión en las piernas, piernas hinchadas, dolor, varices, retención de líquidos, etc.
2) Existencia de poceado que difieren en cantidad, profundidad, extensión, antigüedad, etc.
3) Formación de estructuras adipocitarias, en forma de protuberancias de diferente tamaño, localización, cantidad, etc.

Luego de una evaluación clínica se determina cuál de estos problemas predomina o si hay una combinación de los mismos. Esta evaluación es fundamental para decidir qué tipo de medicación se utilizará, dado que de la correcta asociación de la misma dependerá el éxito del tratamiento.

La mesoterapia Consiste en infiltrar con una aguja muy fina, manual o con pistola, en el tejido celular subcutáneo de la zona a tratar, una mezcla de sustancias reafirmantes, lipolíticas (reductoras de la grasa), diuréticas o bentónicas siguiendo los trayectos venosos, en el caso de la mesoterapia circulatoria. También se emplean productos homeopáticos.

Los resultados óptimos se obtienen al mes de la última sesión. Respecto a las sesiones, se realiza una sesión semanal de aproximadamente 15 minutos durante unas ocho semanas seguidas, y dos o cuatro sesiones quincenales después, según la evolución del paciente. Se recomienda un mantenimiento una vez al mes, los meses de invierno. En cuanto a los síntomas secundarios, pueden aparecer hematomas a consecuencia de la infiltración, es importante no exponerse al sol con los hematomas porque podría permanecer una sombra en la zona. Es frecuente un ligero picor, en ocasiones se enrojece la zona ligeramente y puede sentirse la zona dolorida, con sensación de agujetas. Todos esos síntomas suelen ser transitorios. Debe contemplar la posibilidad de una reacción alérgica grave.

Este tratamiento está contraindicado si el paciente presenta alguna infección en la piel, problemas de coagulación, alergias y atopías cutáneas. A los pacientes con “pánico” a las agujas se les recomienda que realicen otros tratamientos alternativos. No se recomienda ningún tratamiento a pacientes embarazadas o en periodo de lactancia. No debe exponerse al sol la zona durante el tiempo en que se está realizando el tratamiento.

Los medicamentos pueden dividirse en tres grupos:
Circulatorios: que actúan a ese nivel, mejorando la misma.
Reestructurantes: que actúan produciendo el relleno y el alisamiento del poceado.
Lipolíticos: que activan la disolución de las grasas para eliminarla por orina.

 

Puedes ver mas tratamientos para piernas